Qué visitar en Pekín

Qué visitar en Pekín, lugares turísticos

Publicado el 6 de marzo de 2015 por claudia



BUSCAR HOTELES

Destino

Fecha de Entrada

calendar

Fecha de Salida

calendar

pekin

Tradicional y moderna, Pekín o Beijing es una vibrante ciudad en constante crecimiento y uno de los destinos turísticos más tradicionales de Asia. Junto a modernos rascacielos, la capital de China todavía conserva sus tradicionales hutongs (calles antiguas) con sus viejas casitas a pesar de ser una de las ciudades más pobladas del mundo.

Con un pasado marcado por su milenaria cultura, donde encontrarás lugares exóticos que visitar en Pekín, suntuosos palacios, mágicos jardines y emblemáticos monumentos que conforman su historia.

Pekín es además la puerta de acceso a la Gran Muralla China, una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.

En su icónica Plaza Tiananmen, el pueblo chino rinde homenaje al líder Mao Zedong en su mausoleo.

5 lugares que visitar en Pekín

Durante tu visita podrás conocer numerosísimos monumentos de gran importancia histórica, pero los 5 lugares que visitar en Pekín obligatoriamente son: la Plaza Tiananmen, el Palacio Imperial, el Templo del Cielo, el Palacio de Verano y el Mercado nocturno Wangfujing.

1. Plaza Tiananmen

plaza tiananmen Pekin

Ubicada en el centro histórico de Pekín y fue escenario de los principales acontecimientos de la historia china. Con 800 metros de largo y 500 metros de ancho, esta enorme plaza es la cuarta en tamaño del mundo.

Situada frente al Palacio Imperial, la plaza fue creada en el año 1417, durante la Dinastía Ming, para ofrecer un espacio amplio que albergara a las multitudes durante las ceremonias de consagración de los emperadores. Su aspecto actual data de la década de 1950, cuando se le añadieron varios edificios comunistas.

Al norte de la plaza se encuentra la Plaza Tiananmen, que da acceso a la Ciudad Prohibida (Palacio Imperial). Sobre el lado sur está la Torre Qianmen, que aloja al Museo de la historia de Beijing. Al este se ubica el Museo Nacional de China y al oeste el Gran Palacio del Pueblo (sede del Gobierno). En el centro está el Monumento a los Héroes del Pueblo, un obelisco de 38 metros de altura, y el Mausoleo de Mao Zedong, donde se encuentra el cuerpo embalsamado de Mao, fundador de la República Popular China.

2. Palacio Imperial

palacio imperial Pekin

Situado frente a la Plaza Tiananmen, el Palacio Imperial o Ciudad Prohibida, es el edificio más icónico de Pekín y el complejo palaciego más grande del mundo. Finalizado en 1420, el complejo tiene 960 metros de largo por 750 metros de ancho y está rodeado por una muralla de 10 metros de alto con un foso.

La entrada principal a la Ciudad Prohibida está al norte a través de la Puerta de Tiananmen, sobre la plaza homónima y al sur se ubica la Puerta del Poder Divino, que conduce al Parque de Jingshan. En el palacio residieron 14 emperadores de la dinastía Ming y 10 de la dinastía Qing, hasta 1924, cuando el último emperador fue expulsado del palacio.

El palacio está dividido en dos grandes zonas, la zona para ceremonias públicas está sobre la Puerta de Tiananmen y los aposentos reales, sobre la zona de la Puerta del Poder Divino. El palacio tiene casi 10.000 habitaciones. Una visita rápida al Palacio Imperial te puede llevar unas tres horas.

3. Templo del Cielo

palacio del cielo Pekin

El Templo del Cielo estaba destinado a las ceremonias de los emperadores para rogar por buenas cosechas en cada año. El templo fue inaugurado en 1420 y estuvo en funciones hasta 1911. El templo era una demostración de la autoridad del emperador, hijo del cielo, quien presidía las ceremonias como intermediario entre la tierra y el cielo.

Este templo ubicado junto al parque Tiantan, es un complejo de varios edificios y un altar circular, rodeados por una muralla exterior y con una muralla interior que separa los edificios. Las ceremonias eran presididas por el emperador, sin la presencia del pueblo y al finalizar se realizaba el sacrificio de un animal.

4. Palacio de Verano

palacio de verano Pekin

Este palacio se ubica a 15 kilómetros del centro Histórico de Pekín, a orillas del lago de Kunming y de la colina de la Longevidad. Este conjunto edilicio cuenta con más de 3.000 estructuras (palacetes, esculturas, pabellones, corredores, puentes, etc.) desarrolladas sobre una superficie de 300 hectáreas.

El palacio fue completamente destruido en 1860 durante la Guerra del Opio, por las tropas anglo-francesas y reconstruido completamente en 1890 por orden de la emperatriz Cixi. Desde 1911, el palacio está abierto al público y uno de los pabellones que más impresiona por su belleza y maestría es el Barco de mármol de la emeratriz Cixi, que se erige sobre el lago de Kumming.

5. Mercado nocturno de Wangfujing

mercado nocturno Wangfujing Pekin

Pero no solo palacios, templos y monumentos tiene Pekín para el visitante, también puedes encontrar lugares donde comer y por qué no, donde experimentar las rarezas de la cocina tradicional china. El Mercado nocturno de Wangfujing es un pintoresco lugar donde puedes encontrar los platos más extravagantes de la cocina china.

Wangfujing es una de las principales calles del centro de Pekín, con centros comerciales, tiendas de regalos y grandes almacenes, el Mercado nocturno se ubica en una lateral de Wangfujing.

Cada noche, decenas de puestos ofrecen variados manjares presentados en brochetas de los más increíbles sabores, caballitos de mar, estrellas marinas, arañas, escorpiones, cucarachas y serpientes, son los ingredientes que más llaman la atención de los turistas occidentales.

Aunque no lo parezca, estos bocaditos no son la base de la gastronomía china, sino que representan el aspecto más llamativo de dicha gastronomía y un atractivo para turistas ávidos de experimentar sabores nuevos.

Temas: Asia, China, Pekín

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un nuevo comentario