Qué visitar en Hammamet

Qué visitar en Hammamet, lugares turísticos

Publicado el 24 de octubre de 2014 por claudia



BUSCAR HOTELES

Destino

Fecha de Entrada

calendar

Fecha de Salida

calendar

hammamet

Un balneario turístico al estilo árabe, así es Hammamet, apodada como el Saint Tropez de Túnez por sus bellezas y su estilo de vida. Ubicada en la península de Cap Bon sobre el Mediterráneo, a 60 kilómetros al sur de la ciudad de Túnez, esta deliciosa ciudad ofrece además de sus espectaculares playas, una variedad de atractivos turísticos, donde destaca su zona histórica situada frente a la bahía y rodeada por colinas verdes.

Con una excelente infraestructura, Hammamet presume de su arquitectura donde se mezclan varios períodos en su Medina y Kasbah, rodeadas por gruesos muros con vista al mar. Hay mucho que visitar en Hammamet, podrás recorrer sus estrechas callejuelas donde te aguarda una sorpresa en cada esquina, con tiendas, casas de té, mercados y museos.

Fuera de los muros, la agitación de la ciudad y su bullicio, con restaurantes, discotecas y exóticas tiendas con productos artesanales que te invitarán a llevártelos todos como un bonito recuerdo de unas vacaciones inolvidables en Túnez.

5 lugares que visitar en Hammamet

Hammamet es un destino turístico muy popular, tanto a nivel internacional como nacional, descubre la cultura, la historia y el arte de esta ciudad, a través de sus ruinas, monumentos, templos y edificios emblemáticos, conociendo el estilo de vida local.

1. Playa de Hammamet

playa-hammamet

Nada mejor que comenzar el día disfrutando de esta larguísima playa de arenas doradas y aguas templadas, rodeada por una variada oferta turística y los principales hoteles. Es ideal para llevar niños por sus aguas calmas, pero también se presta para los deportes náuticos como ski acuático, windsurf, buceo, motos de agua y piragüismo. También podrás deleitarte con unos exquisitos buñuelos que vendedores ambulantes ofrecen a los bañistas.

2. La Medina

medina-hammamet

Casas encaladas y calles intrincadas caracterizan a este sector de la ciudad, donde en cada tramo te toparás con vendedores deseosos de ofrecerte su mercadería. La Medina está rodeada por murallas construidas en el siglo XV.

Déjate perder por los laberintos de sus calles, conoce el cementerio con vista al mar, la plaza principal rodeada por pintorescos cafés. Lo que más llama la atención de la Medina son sus casas muy blancas con enrejados y puertas de unos azules intensos y muy decorados. Asomada sobre el mar, la Medina te ofrece bellísimas vistas desde las azoteas que dan a los acantilados, mientras te instalas cómodamente a saborear y estupendo té tunecino.

3. El Kasbah

kasbah-hammamet

El Kasbah de Hammamet puede parecer un tanto despojado, pero sus construcciones históricas son de gran valor, así como la hermosa vegetación que conforma sus jardines. Desde lo alto de las murallas podrás disfrutar de una vista insuperable de Hammamet y de la bahía, donde los amaneceres y puestas de sol te quitarán el aliento.

En el Kasbah puedes visitar el pequeño Museo Dar Kadhija, que alberga algunos objetos interesantes de la cultura tunecina. Con callejas solo transitables a pie o con animales de carga, el Kasbah es un reducto del pasado donde puedes gozar de la tranquilidad y la belleza de su arquitectura.

4. La Gran Mezquita

gran-mezquita-hammamet

Construida en el siglo XV, esta mezquita mezcla el estilo arquitectónico moro y turco. La mezquita linda con la Mezquita de Sidi Abdul-Qader al-Gailani, construida en el siglo 18, que funciona actualmente como escuela del Corán para niños. La Gran Mezquita es uno de los símbolos de Hammamet y puede visitarse algunos días y horarios. La mezquita se ubica en el centro de la ciudad y su enorme minarete la distingue en el horizonte.

5. Pupput

pupput-hammamet

Muy cerca del centro de Hammamet están las ruinas de Pupput, un yacimiento arqueológico romano que no te puedes perder. Aunque no queda demasiado en pie de sus ruinas, su pared izquierda ofrece algunos mosaicos dignos de conocerse. También las tumbas del siglo IV, mantienen algunos mosaicos muy atractivos de la época bizantina.

Las columnas que todavía se mantienen en pie pertenecen a la casa de Robusto Peristilo, de la cual se conservan también varios de sus pisos mosaicos. Además podrás observar los baños que todavía se mantienen, tradicionalmente romanos y un testimonio del estilo de vida del Imperio.

Temas: África, Hammamet, Túnez

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un nuevo comentario