Qué visitar en Cracovia

Qué visitar en Cracovia, lugares turísticos

Publicado el 13 de noviembre de 2014 por claudia



BUSCAR HOTELES

Destino

Fecha de Entrada

calendar

Fecha de Salida

calendar

cracovia

Monumentos, sitios turísticos, además de un ambiente agradable y divertido, hacen de Cracovia un destino turístico floreciente con 2 millones de turistas anuales. Situada sobre el río Vístula, Cracovia fue la antigua capital polaca y hoy se desarrolla fuera de los límites históricos como una moderna urbe llena de vida y emociones.

Con una prolongada historia y una arquitectura que derrocha elegancia, tienes tanto que visitar en Cracovia que te será muy difícil abarcarlo todo en una sola visita.

Esta hermosa ciudad posee un casco histórico que es una verdadera joya arquitectónica, declarada como Patrimonio de la Humanidad por UNESCO y que muestra lo mejor de la arquitectura tradicional con bellísimos ejemplos del gótico, renacentista y barroco.

Para comenzar tu viaje por Cracovia, elegimos los 5 lugares que nos parecen más relevantes en la ciudad. Los museos, las iglesias y su castillo, son un excelente punto de partida para tus vacaciones, empapándote con la historia, la cultura y el arte de esta maravillosa ciudad europea.

5 lugares que visitar en Cracovia

1. Plaza del Mercado

plaza-del-mercado-cracovia

La Plaza del Mercado fue creada en el siglo XIII y es la mayor de Polonia, y una de las más grandes de Europa. Este centro de la vida social ha sido testigo de muchos sucesos históricos en Cracovia y escenario de innumerables eventos públicos. Rodeada por edificios notables y palacios, alberga en sus bajos innumerables cafeterías y restaurantes que añaden atractivos a la visita.

Entre las principales construcciones está la Basílica de Santa María, la Torre del Ayuntamiento, el Mercado de los Paños y la iglesia de San Adalberto.

2. Barbacana

barbacana-croacia

La Barbacana es una construcción de defensa de planta circular, edificada en ladrillo, que se ubica fuera de la antigua muralla de Cracovia y era el lugar de control de todos quienes llegaban a la ciudad.

Erigida en 1498, en estilo gótico, su patio de 24 metros de diámetro alberga algunas celebraciones tradicionales.

De la antigua muralla solo quedan algunos restos que coinciden con el Planty o cerco verde que rodea al casco histórico, donde se encuentra la Puerta Florianska, directamente frente a la Barbacana.

3. Castillo de Wawel

castillo-wawel-cracovia

Según la leyenda, el dragón de Wawel vivía en el interior de la colina y diariamente asesinaba a campesinos y ganado, por lo que el Rey Krak prometió entregar la mano de su hija Wanda al joven que pudiera exterminarlo. Un inteligente zapatero dejó frente a su guarida un odre de cordero relleno de azufre que el dragón comió y luego explotó, por lo que el zapatero se casó con la princesa y fueron felices.

El castillo fue construido sobre la morada del dragón. Esta construcción fortificada de casi mil años de antigüedad, fue la residencia de los reyes polacos desde la Edad Media hasta el siglo XVII, época en que la capital se trasladó a Varsovia.

Construido en estilo renacentista, el castillo alberga en su interior a la Catedral de San Wenceslao, que sirvió como sede para la coronación de los reyes de Polonia y que contiene la tumba de plata de San Estanislao, el santo patrón de Polonia, quien fuera asesinado a traición por el rey Boleslav el Calvo (siglo XI). En la CApilla Segismundo descansan los reyes de Cracovia.

El gran patio da acceso a las Salas Reales del castillo, que incluyen los aposentos, y las salas de gobierno, además de las salas del tesoro de la Corona.

Por el ala oeste del castillo se encuentra el pasadizo que da a la cueva del dragón, con salida a orillas del Vístula, donde se encuentra una hermosa estatua del dragón.

4. Basílica de Santa María

basilica-de-santa-maria-cracovia

Esta basílica situada sobre la Plaza del Mercado es uno de los edificios más representativos de Cracovia. Erigida a mitad del siglo XIV, en estilo gótico, ha recibido múltiples modificaciones a lo largo de los años. Su característica distintiva es la asimetría de sus torres, que además de las diferencias de diseño, tienen una sustancial diferencia de alturas, con 60 y 80 metros, respectivamente.

Esta diferencia se atribuye a que las torres fueron construidas por dos hermanos arquitectos que establecieron una competencia durante la construcción, rivalizando en altura. Al terminar la obra, el perdedor dio muerte al ganador y luego se lanzó desde la torre más alta como señal de arrepentimiento. El cuchillo utilizado en el crimen del hermano está colgado en la puerta del Mercado de Paños.

Otra tradición dicta que se toque cada hora la melodía “hejnal mariacki”, pero durante el toque de mediodía, la melodía se interrumpe a mitad de nota en memoria de un trompetista asesinado mientras intentaba alertar a la población sobre el ataque de los tártaros. Desde la Torre hejnalica se tiene una estupenda panorámica que puedes visitar cuando el tiempo está agradable.

5. Montículo de Kosciuszko

monticulo-kosciuszko-cracovia

Este monumento construido en 1820, recuerda la figura del héroe nacional Tadeusz Koszciuszko, director del levantamiento contra las fuerzas prusianas durante la ocupación de fines del siglo XVIII. El monumento intenta replicar las tumbas neolíticas de la región, empleando para su construcción, tierra proveniente del campo de batalla de Racklawicka, donde Koszciuszko venció a los rusos en 1794.

El montículo de 35 metros de altura está cubierto de verde césped y rodeado por un camino espiralado. El perímetro está bordeado por murallas.

Temas: Cracovia, Europa, Polonia

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un nuevo comentario