Iglesia de la Compañía de Jesús

Iglesia de la Compañía de Jesús en Quito, joya del Barroco

Publicado el 3 de julio de 2014 por claudia



BUSCAR HOTELES

Destino

Fecha de Entrada

calendar

Fecha de Salida

calendar

Fachada

La arquitectura colonial tiene en Quito su mejor exponente, siendo su centro histórico el mayor y mejor conservado de Hispanoamérica, por lo que la ciudad fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1978. Merece una especial mención por su acabada belleza, la Iglesia de la Compañía de Jesús, uno de los mejores ejemplos del Barroco en Iberoamérica y un visita imperdible para quienes lleguen a la capital de Ecuador.

La construcción de la iglesia tardó 160 años (entre 1605 y 1765) y su diseño se inspiró en dos templos jesuitas de Roma, San Ignacio e Il Gesú. Para su construcción trabajaron diversos artistas de la famosa Escuela Quiteña, cuyos nombres, lamentablemente, se han perdido en el anonimato.

La iglesia tiene una típica planta de cruz latina, con una nave central, naves laterales al sur y al norte, crucero, transeptos al norte y al sur, presbiterio, antesacristía, sacristía y capilla.

Una bóveda de 26 metros de altura cubre la nave central, construida en ladrillo y piedra pómez, decorada con yesería de estilo mudéjar recubierta por pan de oro de 23 quilates. Las paredes y columnas están finamente talladas y recubiertas por láminas de oro, generando en el visitante la sensación de encontrarse en un espacio místico e irreal.

El interior está decorado además con una gran cantidad de obras de arte, como la serie de los Profetas, una colección de 16 cuadros del siglo XVIII, atribuidos al pintor quiteño, Nicolás Javier Goríbar. El extremo sur y el norte, disponen de dos enormes lienzos facsimilares pintados en el siglo XIX por Alejandro Salas, quien reprodujera los originales de 1620, ejecutados por Hernando de la Cruz a pincel.

Cada rincón de La Compañía ha sido trabajado con esmero y decorado para plasmar arquitectónicamente la fe jesuita. Las albanegas de los arcos de medio punto que sostienen la nave central fueron decoradas en el siglo XVIII con dos hermosas escenas bíblicas, Sansón y Dalila, y el hijo de Jacob.

En las naves laterales, el viajero queda deslumbrado ante los seis retablos del siglo XVIII, San José, San Luis Gonzaga y El Calvario, en la nave norte, y en la nave sur, La Inmaculada, La Virgen de Loreto y San Estanislao de Kostka, todos atribuidos a la Escuela Quiteña.

Llegando a los transeptos, nos encontramos con dos retablos, uno de San Francisco Javier, al norte y el otro de San Ignacio, al sur, ambos atribuidos a Marcos Guerra. El presbiterio está coronado por el retablo mayor, un excelente ejemplo de la imaginería creado por Bernardo de Legarda.

La icónica fachada de la iglesia de estilo Barroco, fue realizada en piedra volcánica gris labrada con gran maestría en toda su superficie, empleando motivos florales, imágenes de ángeles y arcángeles, símbolos eclesiásticos, imágenes de los fundadores de la Orden Jesuita y de la Iglesia Católica.

La torre de la iglesia fue durante la colonia la más alta de la ciudad y ha resistido a dos grandes terremotos, en 1859 y 1868.

No solo por su maravillosa arquitectura destaca la Iglesia de la Compañía de Jesús, también para los devotos tiene un significado especial, ya que es escenario de dos hechos místicos de gran importancia en Ecuador y fuera de fronteras.

La aparición diaria de Mariana de Jesús, una joven feligresa que falleció en 1645 y que fue la primera santa ecuatoriana consagrada en esta iglesia, cuyos restos descansan en el altar mayor.

El otro hecho data de 1906, es el milagro de la Imagen de la Virgen Dolorosa que se encuentra en el comedor del antiguo Colegio San Gabriel, que forma parte del recinto de la iglesia. Por este motivo, la iglesia de la Compañía forma parte de las visitas de miles de fieles que llegan a Quito por motivos religiosos.

Motivos sobran para incluir a la Iglesia de la Compañía de Jesús en tu viaje a Quito, una experiencia cultural, artística, arquitectónica y religiosa que no te puedes perder.

Fotos de Iglesia de la Compañía de Jesús

Remate

Detalle

Vista lateral

Crucero

Altar

Interior

Retablo mayor

Cúpula

Decorado mudéjar

Cómo llegar a Iglesia de la Compañía de Jesús

La Iglesia de la Compañía de Jesús se encuentra sobre la Avenida García Moreno y Sucre, en medio del centro histórico de Quito, de modo que no tendrás problemas para llegar en autobús, trolebús o tren, que te deja en la estación de la avenida Maldonado.

Temas: América del Sur, Ecuador, Quito, Sitios históricos

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un nuevo comentario