Historia de Egipto, civilización milenaria

Historia de Egipto, civilización milenaria

Publicado el 17 de diciembre de 2013 por claudia



BUSCAR HOTELES

Destino

Fecha de Entrada

calendar

Fecha de Salida

calendar

Historia de Egipto, civilización milenaria

La civilización egipcia es una de las más antiguas del mundo y sus comienzos fueron bien documentados en los últimos cinco mil años, desde el antiguo imperio hasta nuestros días, siendo la historia de Egipto una de las más fascinantes y enigmáticas que puedas conocer.

Los primeros habitantes que llegaron a las riberas del Nilo buscaban una región menos inhóspita que el desierto para asentarse. En el comienzo estaban gobernados por seres divinos y luego por los hijos de Horus, el halcón sagrado.

Las primeras organizaciones constituyeron provincias o Nomos, que luego se unirían formando dos reinos el del Bajo y el Alto Egipto, al norte y sur del Nilo respectivamente.

El reino del Bajo Egipto tenía 20 provincias, con su faraón tocado con una corona alargada y roja, rematada por una cobra. Las principales ciudades eran Sais y Buto.

El reino del Alto Egipto tenía 22 provincias y su propio faraón, tocado con una corona blanca rematada con un buitre. Las principales ciudades eran Nejeb y Hieracómpolis.

Ambos reinos fueron unificados por el rey Menes del Alto Egipto en el 3.100 a.C., cuando invadió el Bajo Egipto y se convirtió en el primer soberano de la dinastía I, dando inicio a una era de 30 dinastías que gobernaron Egipto hasta la invasión persa del rey Artajerjes que determinaría el comienzo del fin de la historia de Egipto antiguo.

El período que duró el reinado de las dinastías egipcias se divide en tres épocas: el Imperio Antiguo, el Imperio Medio y el Imperio Nuevo.

Las dinastías de la historia de Egipto

El período dinástico egipcio abarcó entre el año 3.100 y el 332 a.C., e incluye un período dinástico temprano entre el año 3.100 y el 2.650 a.C., época de las dos primeras dinastías.

Imperio Antiguo

El Imperio Antiguo abarca desde el año 2.635 hasta el 2.155 a.C. de la historia de Egipto e incluye las dinastías III, IV, V y VI, y es conocido como la era de las pirámides.

La era dorada de Egipto coincide con las dinastías III y IV, donde el reino estaba abocado a complacer al faraón sin enfrentamientos. Es el período de la construcción de la pirámide escalonada en Saqqara, en el complejo funerario de Menfis. Luego se construirían las grandes pirámides de Giza, Keops, Kefrén y Micerinos y la pirámide de Saqqara del rey Unas, símbolos del poderío sin precedentes de los reyes.

Los faraones fueron perdiendo fuerza durante la dinastía VI, en una época en que el reino se disgregaba. Entre la VI y X dinastía, los faraones tuvieron un mal manejo del reino, con un cambio de capital entre las dinastías IX y X, que pasó a Ihnasia.

Imperio Medio

Abarca el lapso que va entre el año 2.061 y el 1.785 a.C., con las dinastías XI y XII, cuando la capital se traslada a Tebas. Es la época del resurgimiento y la conquista de Nubia.

Esta bonanza no durará mucho, pues acaba con la invasión de los hicsos que llegaron de Asia y trasladaron la capital a Avaris por dos dinastías. Los hicsos gobernaron Egipto entre la dinastía XIII y la XVII.

Imperio Nuevo

La era del Imperio Nuevo va entre el año 1.551 y el 1.080 a.C., coincidiendo con las dinastías XVIII a XX.

Será durante la dinastía XVIII que el rey Ahmosis comienza a expulsar a los hicsos hasta Kadesh, y retorna la capital a Tebas.

La dinastía XVIII trajo un nuevo esplendor en la historia de Egipto y de esta era provienen los faraones más conocidos, Tutmosis III, sucesor de Hatshepsut, la reina faraón, Amenhotep III y Ramsés II.

El reinado de Ramsés II fue muy beneficioso y extenso, vivió casi cien años y conquistó Nubia. Durante su reinado se construyeron los templos de Abu Simbel. Pero con más de 180 hijos, tras su muerte las luchas entre los sucesores llevaron a Egipto a un nuevo deterioro.

Las dinastías XXI a XXX, abarcan entre los años 1.080 y 332 a.C., período de inestabilidad y fragmentación que llevó a trasladar la capital a Tanis y luego a Bubastis.

Las invasiones en la historia de Egipto

La invasión persa en el 525 a.C. y luego la de Alejandro Magno en 332 a.C., llevaron a la civilización a su ocaso definitivo con el período Grecorromano y posteriormente la dominación musulmana.

Con Alejandro comienza la dinastía Ptolemaica, cuando se hace nombrar faraón y a él lo sucede el general macedonio Ptolomeo I Sóter. con esta dinastía se reorganiza el estado en castas de acuerdo al origen, griego, egipcio o judío, en un período de sublevaciones y disconformidad, hasta su caída en el año 31 d.C., cuando inicia el dominio romano.

En el año 639, Egipto es objeto de una nueva invasión, la del califa Umar ibn al-Jattab, suegro de Mahoma, que con su gobierno tolerante pudo asentarse sin mayor resistencia.

El gobierno musulmán trajo algunas mejoras y estabilidad a la región, pero con el paso del tiempo, el Islám se fue afianzando entre la población que adoptó sus preceptos y la convirtió en la religión oficiosa. La era musulmana está integrada por las dinastías Omeya, los abasíes (año 750), los fatimíes (972), los mamelucos (1.169) y los otomanos (1.516).

A estos sucedió una época de colonialismo europeo, con Francia y Gran Bretaña a la cabeza, hasta la independencia total en 1936.

Temas: África, Egipto, Sitios históricos

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un nuevo comentario