Ciudadela de Amán

Ciudadela de Amán, vestigios del Imperio Romano en Jordania

Publicado el 19 de noviembre de 2014 por claudia



BUSCAR HOTELES

Destino

Fecha de Entrada

calendar

Fecha de Salida

calendar

la-ciudadela-aman

Amán es una ciudad cosmopolita y polifacética que conjuga mezquitas con modernos centros comerciales, ruinas griegas y romanas, además de la simbología árabe y cristiana que está presente diseminada por todas partes, además de las ruinas griegas y romanas. El caso más notable es la Ciudadela de Amán, ubicada en el centro de la ciudad, la que constituye uno de los patrimonios nacionales más importantes del Jordania.

La Ciudadela se emplaza sobre una de las siete jabals que originalmente componían la ciudad, habitada desde hace aproximadamente 7.000 años, donde desfilaron distintas civilizaciones y religiones que dejaron su huella hasta nuestros tiempos.

Rodeada por murallas, esta Ciudadela aloja diversas estructuras que incluyen arcos, escalinatas, tumbas, templos, mezquitas, entre otros. Un sector importante de este sitio todavía no fue excavado, por lo que aúm guarda tesoros que mostrar al mundo.

Dentro del recinto también se encuentra el Museo Arqueológico, una moderna construcción que alberga un importantísimo patrimonio, digno de una visita pausada para contemplar todos los testimonios que exhibe.

El edificio más llamativo del recinto es el Templo de Hércules, construido entre 162 y 166 d.C. Se conservan todavía en pie, algunas columnas y restos de los dinteles. La gran roca que está en el interior del templo, se cree que proviene de una construcción anterior.

Muchas de las piedras del templo se utilizaron para construir entre el siglo V y VI una iglesia en la parte noreste de la Ciudadela, destinada a la comunidad cristiana que vivía dentro de la misma.

Durante el período Omeya, más material del Templo de Hércules fue retirado para construir un palacio y oficinas, el cual sirvió de residencia para el gobernador. De dicho palacio se conserva el vestíbulo de gran altura, al que se ha restaurado una cúpula de madera.

Entre el palacio y el Museo Arqueológico está la mezquita Omeya, en cuya fachada oeste se encuentra la gran cisterna que suministraba agua al palacio.

A la entrada de la Ciudadela se encuentran varias placas de piedra que exhiben los diferentes nombres que tuvo la ciudad desde sus inicios, entre los que figuran: Rabbath-Ammon (nombre recibido en la Edad de Hierro), Philadelphia (durante el período nabateo 312-62 a.C.), hasta su actual nombre, Amán, a partir de la dominación Omeya en el 635 d.C.

Cuando visites la Ciudadela no te pierdas el ocaso desde sus miradores, todo toma unos colores increíbles y las ruinas retoman algo de su grandeza pasada. Desde los miradores también tendrás una estupenda vista del teatro romano que se ubica al pie de la colina.

Fotos de Ciudadela de Amán

Cómo llegar a Ciudadela de Amán

Temas: Amán, Jordania, Oriente Medio

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un nuevo comentario