Qué ver en Praga

5 sitios turísticos que ver en Praga

Publicado el 8 de agosto de 2014 por claudia



BUSCAR HOTELES

Destino

Fecha de Entrada

calendar

Fecha de Salida

calendar

Praga

La capital de República Checa es una de las ciudades más bellas y románticas del mundo y está situada en el corazón de la región de Bohemia. Conocida como la Ciudad de las Cien Torres por las numerosas agujas que le dan un perfil único y personal que fue declarada monumento por la UNESCO.

Hay tanto que ver en Praga que resulta difícil elegir y necesitarás varios días para disfrutar de los tesoros de esta maravillosa ciudad con más de mil años de historia. Sus calles rodeadas por construcciones profusamente decoradas, te invitan a emprender un viaje a través de la historia porque la ciudad parece suspendida en el tiempo.

Su marcado ambiente medieval te invita a recorrerla y conocer sus tesoros. Como el propio Franz Kafka reconociera, Praga es una ciudad atrapante.

Sitios turísticos en Praga

Monasterios góticos, iglesias barrocas, las torres, las tiendas primorosamente decoradas, los acogedores cafés y una enorme variedad de museos, son algunos de los atractivos que Praga ofrece al visitante. Hemos seleccionado apenas cinco sitios turísticos que nos parecen imperdibles en tu visita, pero son apenas una ínfima muestra de la magnificencia de esta ciudad.

Castillo de Praga

Castillo de Praga

Considerado el mayor castillo medieval del mundo, el Castillo de Praga es un enorme conjunto de edificaciones, patios y jardines que sirvieron como residencia a reyes, emperadores y presidentes a lo largo de su historia y que te tomará un día completo el recorrerlo para adentrarte en su fascinante historia y disfrutar de sus espectaculares jardines. Construido en sobre un promontorio, el castillo está dominado por la catedral de San Vito, una inglesia enorme de estilo gótico. Dotado de enormes ventanales cubiertos por vitrales, su luminoso interior está profusamente decorado por los grandes maestros medievales. En la catedral se encuentra la tumba de San Venceslao y otros santos checos, como San Juan Nepomuceno, además de las sepulturas de Carlos IV y Rodolfo II, dos prominentes gobernantes checos.

Desde su torre principal se tiene una fantástica panorámica de Praga. Las construcciones del castillo abarcan tres de los principales estilos arquitectónicos el románico, el gótico, el barroco y el renacimiento. La Basílica de San Jorge pertenece al románico, el Palacio Real al gótico, los patios son de estilo barroco y el palacete de la reina Ana es de estilo renacentista. El invernadero de los jardines reales fue construido en estilo moderno. No te pierdas la Pinacoteca del Castillo y el Museo del Juguete si viajas con niños.

Junto al castillo puedes visitar el Callejón del Oro, donde se encuentran las casitas que pertenecieron a los alquimistas al servicio de Rodolfo II, quien buscaba la piedra filosofal y el elixir de la juventud. En el número 22 del callejón vivió un tiempo Franz Kafka.

Plaza de la Ciudad Vieja

Plaza de la Ciudad Vieja

Creada durante la Edad Media como centro de la vida social de la ciudad, todavía hoy, la Plaza de la Ciudad Vieja continúa siendo el corazón de la ciudad. La plaza está rodeada por edificios de gran valor histórico y arquitectónico, como la iglesia de Nuestra Señora de Týn, de estilo gótico tardío, donde resaltan sus dos agujas de más de 80 metros de altura, que pueden verse desde casi toda la ciudad.

También sobre la plaza, se encuentra el edificio del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja, donde se ubica el famosísimo Reloj Astronómico de Praga. Este edificio gótico cuenta con una torre de 60 metros de altura, con una magnífica vista de la ciudad. El edificio del ayuntamiento fue construido en el siglo XIV.

Torre de la Pólvora

Torre de la Pólvora

Esta torre gótica ubicada en la entrada de la Ciudad Vieja, construida en 1475, como una de las 13 puertas de la muralla que rodeaba a la ciudad. Destruida por un incendio en 1541, fue reconstruida completamente y durante el siglo XVII fue destinada al almacenamiento de pólvora.

Su fachada luce ennegrecida por efecto del incendio y del paso del tiempo. La torre está unida a la Casa Municipal por un pequeño puente de piedra.

Casa Municipal

Casa Municipal

Pegada a la Torre de la Pólvora está la Casa Municipal, un llamativo y brillante edificio Art Nouveau que tuviera un papel destacado en la historia checa, ya que allí se firmó la declaración de independencia.

Su fachada está decorada con estatuas y estucados, además de un gran mosaico semicircular que corona la entrada principal.

En ella se ubica la principal sala de conciertos de la ciudad, rematada por una enorme cúpula de cristal. También dispone de salas de conferencias, restaurante y cafetería.

Puente de Carlos

Puente de Carlos

Construido para unir la Ciudad Vieja con la Ciudad Pequeña, este puente es el monumento más famoso de Praga. Con sus 500 metros de largo y 10 de ancho, contaba con cuatro carriles para el tránsito de carruajes.

Fue construido por encargo de Carlos IV y está adornado con 30 estatuas situadas sobre las balaustradas, muchas de las cuales fueron sustituidas por copias para trasladar las originales al Museo Nacional de Praga en el siglo XVIII. La primera estatua añadida fue la de San Juan Nepomuceno, en 1683, quien fuera arrojado al río en ese mismo sitio en 1393.

Según la leyenda, si pides un deseo apoyando tu mano izquierda sobre la base de su estatua, te será concedido.

Temas: Europa, Praga, República Checa

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un nuevo comentario